Desarrollo de aplicaciones web

Las aplicaciones web multiplataforma pueden ser desarrolladas con programación tradicional o con la ayuda de herramientas No Code

Ilustración de una web app.
Una aplicación web o web app, se refiere a un programa informático que corre en un navegador web (ya sea de un equipo de cómputo convencional o de un dispositivo móvil). Para programarla se utilizan tecnologías web, que abarcan lenguajes del lado del cliente (como HTML, CSS y JavaScript), lenguajes del lado del servidor (como PHP y Python) y bases de datos (como mySQL y MongoDB). También es importante mencionar las librerías de programación y los frameworks (por ejemplo React o Vuejs del lado del cliente, y Laravel y Django del lado del servidor), que pueden ayudar a lograr un desarrollo más eficiente, ordenado y escalable.

Por otra parte, en años recientes han ido madurando una serie de herramientas "No Code" y "Low Code" como Flutterflow, Bubble.io y Airtable, que permiten simplificar y agilizar significativamente el proceso de desarrollo, gracias a la ayuda de entornos visuales altamente integrados.

No todas las web apps son utilizadas a través del navegador, algunas veces son instaladas en dispositivos móviles (iOS, Android, etc.) como si se tratase de una app nativa, generalmente con la ayuda de una capa de código nativo (lo que la convierte en aplicación «híbrida») o dotándola de características de Aplicación Web Progresiva (PWA).

Algunas ventajas del desarrollo de aplicaciones con tecnologías web

  • La principal ventaja es su universalidad. Una web app HTML5 bien realizada y que implemente técnicas de diseño responsivo (o adaptativo), podrá funcionar y ofrecer una buena experiencia de usuario en toda clase de navegadores y dispositivos.
  • Esta universalidad, implica en muchos casos la posibilidad de reducir dramáticamente los costos, pues se hará un solo desarrollo, en vez de un desarrollo para cada tipo de dispositivo que se quiera abarcar (iOS, Android, etc.).
  • Otra ventaja importante, es el poder funcionar en la nube, sin necesidad de que el usuario la instale ni que descargue sus actualizaciones, y compartiendo facilmente datos entre distintos dispositivos.
  • Cabe aclarar que aunque estemos utilizando tecnologías web esto no implica que necesariamente se requiera de una conexión permanente a Internet para que funcione, todo depende de las características y diseño de la aplicación.
Por Rodrigo Mejía Armijo
Agosto de 2015. Actualizado enero de 2024.

Comenzar ahora

¿Estás listo para transformar tu presencia digital? Si es así, ¡hagamos juntos que suceda!

Mándame un whats
+52 2285 931792